13 de febrero de 2013

Autoboicot

Nací en el 89. Mi primer año de vida lo viví en la casa de mi abuela paterna, la malvada, por que claro, todos tenemos una abuela malvada. Después me llevaron a un departamento no muy lejos de ahí. En ese lugar viví 7 años. Recuerdo muchísimas cosas de ahí. Desgraciadamente no cuento con ningún registro fotográfico, y mucho menos de video. De vez en cuando paso por ahí, no ha cambiado mucho. Es como si el tiempo se hubiera detenido. La única diferencia es que ahora hay más autos que en aquellos tiempos. Y oxxos. En cada esquina hay uno. La verdad me irritan. Retomando, después de esos 7 años me llevaron, nuevamente, a otro lugar. Pero antes de establecerme ahí, estuve un tiempo en la casa de mis abuelos maternos, los buenos. Esa estancia es como un parpadeo, pero a pesar de ser corta, la disfruté mucho. De ahí me fui a la que sería mi nueva casa, en el cerro, muy lejos de ahí. Eso sí, seguía viviendo en la misma ciudad. Recuerdo el frío. El frío, y la higuera en el centro de la casa. Poco después la higuera se fue, pero el frío continuó. Todo lo que había sido antes se fue también. Ahí estuve 10 años. Qué lejanos se oyen ahora, qué rápido pasó el tiempo. Pero si me pongo a pensar en realidad no pasó rápido. Duró lo que tenía que durar y lo viví a más no poder. Últimamente he estado soñando con esa casa. Es como si tratara de decirme algo, a casi 6 años de haberme ido de ahí. Por que cuando creí que tenía estabilidad me volvieron a llevar a otro lado. Hace ya casi 6 años. Ahora estoy lejos de todo lo que alguna vez creí como mío. De todo lo que alguna vez me identificó. Si bien, desde hace 6 años he estado formando una nueva construcción de mi entorno y poco a poco lo he hecho mío, ahora no me llevarán a ningún lado, ahora, voluntariamente me quiero ir de aquí. Por que siento que si me quedo en un lugar no estaré tranquila. Necesito moverme. Ahora, a casi 6 años, todavía no encuentro manera de sentirme en armonía ni en paz.

1 comentario:

ぅみ様 dijo...

¿Sabes? Yo viví 16 años en un sólo lugar y me dolió mucho irme de ahí, no era lo material del lugar, eran las memorias... me he acostumbrado por casi 5 años a este nuevo lugar y a pesar de todo nunca he soñado con esta casa, siempre es la antigua. Extraño, no sé porque...

Espero que tarde en llegar el día que ya este arreglado todo para que te vayas. Te conocí algunos meses después de que llegaste acá, pero el tiempo que estuviste aquí lo agradezco, y no será una despedida porque todo continuará como lo fue, y como lo es ahora. No detengas tu camino.