Entradas

Inmediatez: la antesala

El otro día formateé mi celular. No tengo el celular de última generación 6 PLUS enorme pero es bueno, al menos para lo que lo uso. Es un s4 mini. Muy mini, según el resto del mundo que tiene celulares enormes y cuando tocan el mío les parece una miniatura, un bebé, una cosa insignificante.

¿Por qué lo formateé? Nada más.

De vez en cuando me da por borrar parte de mi vida virtual (y por alguna razón este blog se ha salvado, creo que aquí puede más la nostalgia que mis voces mentales). Me he hecho dos facebook y en cada uno he subido fotos y después las he eliminado para siempre (según dicen por ahí que no se eliminan del todo) o les he puesto que solo yo pueda verlas. Me he hecho dos tumblr también, dos deviantart y más correos que los dedos de mis manos. Las que medio se salvan son las apps como twitter o instagram, pero esas no están exentas de que a cada rato cambie de username.

Digamos que ando por ahí, estoy presente pero no dejo "evidencias" o huellas con las que me pu…

C A Ñ I T A S

Imagen
Hace unos días me encontraba cambiándole a la televisión en plan idiota en pleno halloween mientras esperaba a los niños de la colonia para repartirles dulces (muy aseñorado el hecho de que ahora soy la que reparte los dulces en vez de pedirlos... ¡DETÉN TU VENGANZA ADULTEZ!) cuando de repente apareció ante mi ese clásico del imaginario mexicano llevado a la pantalla bajo el implacable látigo de la mala calidad y el bajo presupuesto: CAÑITAS, LA PELÍCULA.


Obviamente me empecé a reír y le avisé a mis amigos más cercanos que Cañitas, la película, o como su nombre oficial dicta: Cañitas: Presencia; estaba en la televisión y mi éxtasis disminuyó cuando recordé el porqué no la vi completa hace unos años en internet y es que Cañitas: Presencia, es un insulto. Un bodrio.

Si no la has visto, vela y sabrás a lo que me refiero (si es que aguantas a verla toda). Si ya la viste, te invito a que recuerdes aquella escena del niño poseído en el taxi. LOL y más LOL.

Pero bueno, hablemos de Cañitas.
Q…

Baby Wars

Imagen
Hace 4 años publiqué cierta entrada coqueta en donde hago una recopilación de sucesos "épicos" de mi infancia. En esa ocasión no incluí uno que a mi parecer, es el más épico-bizarro-absurdo-estúpido que me ocurrió, ya que decidí hacerle su propia entrada "después". Y he aquí ese después 4 malditos años después, pero como dicen por ahí, más vale tarde que nunca.

-----

En una ocasión llegó a nuestro hogar una señora con una niña. La niña era más o menos de mi edad (me encontraba en algún punto entre los 6 y los 7 años) así que "se nos hizo fácil" ponernos a dibujar sin siquiera preguntarnos nuestros nombres.

La señora en cuestión era una ¿amiga de mi mamá? ¿conocida? ¿vecina?, realmente no recuerdo, pero había ido a nuestro pequeño hogar a que mi madre le hiciera una blusa o algo parecido y la muy inteligente no llevaba la tela y a última hora mi madre le tuvo que solucionar la vida. Total, nos dijeron que nos quedáramos dibujando en lo que salían a comprar…

La apoteosis de mi vida

Imagen
Toda mi vida he tenido la sensación de que llego tarde a las cosas. Bueno, para empezar en el día a día, si alguien me cita a las 11, por más temprano que me levante y me aliste, por cosas crueles del destino, llego a las 11:30. Y eso si bien me va. Pero ya llegar a las 12 sería un descaro, cosa que por suerte, no me ha pasado aún.

Hagamos un resumen. 
En primera, no sé por qué escribo en plural. Tal vez solo tengo un lector, o ni eso. 
Hace algunos años, en el 2008 me parece, me dio por abrir este blog y empezar a contar cositas varias de mi vida diaria y del país. Luego dejé lo del país de lado y me enfoqué en las cositas varias de mi vida diaria y le agregué pendejaditas y algunos textos con un ligero valor literario. Aquí es cuando creo, tuvo algo de relevancia este mugrero. Luego, pasó algo que se llama "sutil mezcla de flojera, valemadrismo, falta de disciplina y ahorita escribo algo", para finalizar en este hermoso cóctel de dejar de escribir, de dibujar y de ocupar…

Historias de la ciudad

Imagen
Llevo desde enero viviendo en la ciudad de México.

Ciudad a la cual,



O D I O



Con O de odioso
Con D de Dios me odia
Con I de insufrible
Con O de obesidad mórbida, oscurantismo, occiso y obituario.


Y así me puedo seguir con el diccionario.


Pero esa, es otra historia.

.
.
.
.
.


Ya, no se claven DFliebers.

------

    Tomo el trolebús en taxqueña como un montón de gente lo hace. El verde. Ese que cobra 2 pesos más que el blanco. Para mi es algo nuevo, ya que cuando era niña y vivía aquí nunca me subí a uno, solo los veía pasar a los lejos en calles específicas. Así que desde hace relativamente poco, soy una usuaria del trolebús. Ya tengo mis boletitos guardados. Pronto haré una flor como aquella flor chaira que me regaló el galán en turno hecha con los boletos de la ruta 5 de Cuernavaca. Anyway.
Cuando te subes al transporte público en el df tienes dos opciones. Que Dios, Yisus, Satán, Budha, Kim Jong-il, Salinas de Gortari o figura que idolatres en verdad te ame y te toque un camión/metro…

Señales

Imagen
A lo largo de tu vida, en algún momento haz recibido señales. Lo sé, todxs hemos recibido señales. TODXS.
A veces las puedes interpretar, a veces pasan desapercibidas, pero siempre hay.
Desde un anuncio en la calle, un mensaje, una persona, una llamada, un sueño, un objeto que aparece, un objeto que desaparece, la Guadalupana en tu pan tostado, un alien verde que se apareció en tu fiesta de cumpleaños en Brasil -creo que esa es una película-... y así me puedo seguir con la lista. 
Pero hoy he recibido el mensaje supremo. 
Hoy, 24 de agosto (creo que ya es 25 vale maaaaaaa!)... COMO SEA!
El 24 de agosto es mi cumpleaños, apuuuuuntenle bien, ahí para que me feliciten el próximo año.
El día de mi cumpleaños recibí la señal suprema. La revelación:

CONTRATA UN PLAN INTEGRAL DE PREVISIÓN FUNERARIA Y PÁGALO EN EL PLAZO QUE TÚ DECIDAS Y DE ACUERDO A TUS NECESIDADES. 
CONTRATA UN PLAN INTEGRAL DE PREVISIÓN FUNERARIA
PLAN INTEGRAL DE PREVISIÓN FUNERARIA
PREVISIÓN FUNERARIA
FUNERARIA






NO MAMAR.

Ovnis y Nahuales

Como algunos ya sabrán (los que me sigan en twitter o en fb, he puesto pequeñas narraciones de estas historias en algún momento) desde niña he tenido esa atracción hacia las cosas "ocultas" o sin explicación alguna que a todos nos pasan en algún momento de la vida.
A veces le susurro a la gente al oído: "Satanáaaaas..." y me voy. 
Obvio soy la pinche loca. 

Pero bueno.


10 años de mi vida los viví en la casita del Ajusco, México D.F. Me encantaba decir los pasos exactos para llegar a mi casa cuando me preguntaban ¿en dónde vives?: pues mira, pasas six flags, 3 calles arriba, ahí das vuelta a la derecha y subes... 25 cuadras, luego vuelta a la derecha, una cuadra vuelta a la izquierda, otra cuadra y la casa de la esquina es justo la mía. Todos me veían con cara de ¿en serio loca? ¿25 cuadras? ¿pues qué vives en la punta del cerro o qué? Antes de que me expresaran esas preguntas que obvio estaban en su cabeza, les decía que sí, efectivamente vivía en la punta del cer…