Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2013

Todos los días nos morimos poquito

Se acabó la era del antiguo blog!!! y a partir de esta entrada... empieza la era del nuevo blog!!


que mamadas estoy escribiendo. 

Yo sé que dije que iba a dejar esta mierda tal cual estaba e iba a hacer "otra cosa", pero bueno, todos nos equivocamos. 
La verdad me dio flojera cambiar de dirección y de nombre y absolutamente todo, y un poquito de lástima a este espacio, después de toda la vida tantos años de intentar escribir aquí. Así que todas las entradas anteriores se pueden ir a la mierda, o este blog entero se puede ir a la mierda, o no sé, o mejor aún, yo me puedo ir a la mierda. 
Esto de tener tanto tiempo libre me está matando.

Bueno el caso es que seguiré con este intento de blog. 

Como sea.


-------------

Todos los días nos morimos poquito. De a poquito pues. Como yo, que... bueno, últimamente me he estado muriendo de a muchito, la verdad.
Ahora que he tenido tanto tiempo para pensar y no hacer nada, no me puedo quitar de la cabeza el hecho de que hace apenas unos …

Hasta luego.

Fuera de aquí, por mucho tiempo, por poco, qué importa.

Gracias a todos los que me han leído, me han comentado, me han insultado, me han dicho que les gusta este blog, me han llamado desgraciada, idiota, etc. Gracias por perder un poquito de su tiempo aquí.

Pero creo que es hora de un cambio.

Gracias de nuevo, nos veremos nuevamente.




Hasta pronto.

Autoboicot

Nací en el 89. Mi primer año de vida lo viví en la casa de mi abuela paterna, la malvada, por que claro, todos tenemos una abuela malvada. Después me llevaron a un departamento no muy lejos de ahí. En ese lugar viví 7 años. Recuerdo muchísimas cosas de ahí. Desgraciadamente no cuento con ningún registro fotográfico, y mucho menos de video. De vez en cuando paso por ahí, no ha cambiado mucho. Es como si el tiempo se hubiera detenido. La única diferencia es que ahora hay más autos que en aquellos tiempos. Y oxxos. En cada esquina hay uno. La verdad me irritan. Retomando, después de esos 7 años me llevaron, nuevamente, a otro lugar. Pero antes de establecerme ahí, estuve un tiempo en la casa de mis abuelos maternos, los buenos. Esa estancia es como un parpadeo, pero a pesar de ser corta, la disfruté mucho. De ahí me fui a la que sería mi nueva casa, en el cerro, muy lejos de ahí. Eso sí, seguía viviendo en la misma ciudad. Recuerdo el frío. El frío, y la higuera en el centro de la casa. …

Días de niniez

Para qué mentir. Sí, después de una intensa sesión con mis entrañas, acepto que estoy deprimida. Pero no estoy en una depresión de quererme cortar las venas, o de llorar toda la madrugada hasta quedarme dormida. Es un sentimiento diferente. Como de desolación, de inquietud, de ansiedad intensa.. No sé explicarlo muy bien, así que decidí llamar a mi estado actual: depresión. Es más fácil para todos.
Estoy haciendo cosas que antes, o al menos en mucho tiempo no había hecho. Me estoy dejando crecer el cabello, me acabo de dar cuenta que está algo largo ya. Después de haber estado mas o menos dos años casi rapada y con un auténtico desmadre en la cabeza, me estoy preocupando por cepillarme la cabellera y cuidarla, pues no pienso andar con el mismo desmadre que traía antes pero ahora largo. Qué asco, la verdad.
Algo que me ha costado muchísimo trabajo es no morderme las manos. Cuando estoy hiperactiva o nerviosa (casi todo el tiempo) me da por morderme las manos. Las manos, los dedos y la…
- Vamos a mentir por un momento. Hay que fingir que no leemos, que no vemos, que no decimos y que no hacemos lo mismo que los demás.

- ¿Por qué?

- Por que ser como los demás es aburrido. Pero es frustrante darte cuenta que lees, ves, dices y haces lo mismo que el resto.

- Bueno, entonces ¿qué propones?

- Fingir.

- ¿Fingir? Pensé que ibas a decir otra cosa. Fingir es exactamente lo que hacen los demás cuando se cuestionan todo esto. Fingen que son diferentes, que no les interesa lo que a los demás, fingen y tratan de encajar como si "fueran diferentes".

- Nadie es diferente, todos somos iguales.

- No sé a qué quieres llegar.

- Miénteme.

- No.

- Hazlo.

- ¿Por qué tendría que hacerlo? ¿Solamente para quedar bien contigo en estos momentos?

- Para quedar bien el resto de tu vida...

- No quiero quedar bien contigo ni ahora, ni el resto de mi vida. Es más, deberías dejarme, deberías irte y..

- Sabes que no puedo irme. Estoy contigo todo el tiempo. Esa necedad tuya de negarme a cada…