Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2012

Inquietud.

A veces, ocurren cosas que no podemos explicar. Por ejemplo, cuando te despiertas y sientes ansiedad, como si algo fuera a ocurrir. Lo primero que haces es alejar esos pensamientos que están molestando y piensas cualquier otra cosa, como una manera de defendernos ante lo malo que nos pueda ocurrir. Si no pasa nada en el transcurso del día, perfecto, pero cuando pasa algo, ahí es cuando te empiezas a cuestionar absolutamente todo.
Aquel día, me asomé por la ventana. Vi la calle vacía, algo raro, siendo que estaba en el d.f y ver una calle vacía es casi imposible. El sol pegaba con todas sus fuerzas. Vi los autos estacionados al otro lado de la calle, el policía que vigila la unidad de enfrente aburridamente sentado al lado de la reja. No vi al gato blanco que se sienta en la ventana del tercer piso del edificio de enfrente a ver la calle. Lo único que pensé, lo único que se me vino a la mente fue: qué feo día, no me gusta nada. Sin siquiera imaginar lo que vendría unas horas después.