Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2012

Recuerdos y nada más.

Recuerdo que tomar un taxi amarillo a mediados de los 90's en la ciudad de México era toda una hazaña. La mayoría de los taxis eran vochos verdes y muy rara vez se veía uno amarillo circulando por ahí.
También recuerdo vagamente que me tocó ver lo último del trolebús noventero. Ahora no sé si volvió a circular, o si queda vestigio alguno.
Anyway.
Vivía en un departamento en la calle de Tenorios, cerca de Periférico Sur. Planta baja. Nunca vivas en una planta baja, es horrible. Todos creen que se ven bien rudos azotando la puerta principal, pero lo único que parecen son unas niñitas asustadas que corren y arrojan la puerta lastimosamente. Y nunca falta la eterna vecina aeróbica que, claro, vive en el piso justo arriba del tuyo y en las noches le da por ejercitarse y todo sobre de ti retumba cual temblor.
Y hablando de temblores (con eso de que están de moda), una vez me tocó uno bastante fuertecillo en esos departamentos. Todos salimos y nos quedamos pasmados esperando a ver que p…
Días de incertidumbre

¿Lo has pensado?

Piensa en una persona. Cualquiera, totalmente random. Con la que te topaste el otro día saliendo de una tienda o la que no te dejaba avanzar en la calle el otro día.

Ahora:

¿Qué probabilidades hay de que vuelvas a pasar al lado de esa persona?


Qué será... será..

Como al ser humano le encanta dividir y clasificar desde cualquier porquería que se encuentre hasta los misterios de la vida encriptados en las cajas de cereal, podemos decir que hay dos tipos de personas en este planeta:
- Las personas que viven bien - Las personas que viven mal
Y claro, también somos fanáticos de las sub clasificaciones.
Así que, dentro de estas dos categorías, se encuentran:
- Las que viven súper duper bien - Las que viven muy bien - Las que viven medio bien - Las que viven casi bien - Las que viven casi casi bien - Las que medio viven - Las que viven? - Las que dlfj,eoirpoewirpowei,powxpoeofjetoi
fekrmteoiuweirotcuwoeripweo
Y así sucesivamente.
El punto es que nosotros, simples mortales, rara vez nos preocupamos y nos ponemos a pensar si las personas a nuestro alrededor viven bien....
pero que pasa ahora?

No quiero hablar de urbanismo, ni de valores, ni de política, ni de religión, ni de ningún tema pseudointelectual de sobremesa que se trata en algún café de la …