24 de enero de 2013

Bah pop!

Últimamente me ha estado dando mucho terror tener una hoja en blanco frente a mi. Quiero hacer muchas cosas, pero mi mente está completamente dispersa. Tendré que reunir los cachos, como si fueran las esferas del dragón, para que una vez juntos, ocurra algo maravilloso. 

De todas formas, haciendo un recuento de los daños, siempre tengo la mente dispersa. La verdad no sé como es que puedo funcionar así. Cómo es que he podido funcionar 23 años así. Y los que faltan, si es que no me termino por desquiciar antes y ocurra algo.

Bah.

A ver, pensemos un momento. ¿Cuántas personas estarán en la misma situación que yo? Recién terminando la carrera, sin trabajo, sin tener que estudiar más, lidiando con la familia (de lo más pesado en este mundo), pensando desesperadamente en irse y desaparecer y sin ni una idea clara de qué es lo que sigue. Pfff, muchísimas.

Y mi mente dispersa... sumándole el hecho de que soy una persona demasiado intensa. El otro día mi madre se me quedó viendo y me dijo muy seriamente: puede que termines convirtiéndote en bipolar. Y se fue. 

Bah bah bah.

Sinceramente no sé que siga. Nunca antes en la vida me había sentido tan desahuciada. Es más o menos el mismo sentimiento que tuve cuando me cambié de ciudad pero elevado ligeramente a la décima potencia. 

Además, en estos últimos 3 meses han pasado cosas que jamás imaginé que pasaran. La partida inesperada de MC... conocer y convivir con K... darse cuenta de que la verdadera amistad siempre estará presente (cliché time) ahí cuando la necesites, no importa si la persona ya no existe en este mundo o si está a muchísimos kilómetros lejos de ti, o si han pasado años sin verse...

Bah bah beh buh

La verdad es que estoy cansada. De estos últimos 3 meses. Estuve, cuando estaba, así: feliz-triste-más triste-normal-feliz-nerviosa-triste-muy feliz-nerviosa-cagándome-desesperada-triste-muy feliz-tan feliz que no sabía ni qué decir-triste-muy triste-llorando-feliz-normal-triste y así sucesivamente... me gustaría tomarme todo febrero para poner en orden mi cabeza y comenzar con todos los proyectos que tengo en mente de una buena vez. 

Qué importa el mundo, qué importa la family, qué importa todo lo demás...



Pop!



La canción oficial para leer esta entrada (súper útil ponerla al final):


2 comentarios:

かすみ-様 dijo...

hahahaha yo iba a poner a reproducir la canción desde el principio, pero me dio flojera bajar la ventana de nuevo xD

btw creo que siempre he tenido esa confusión que tienes ahora, ¿qué es lo que sigue? ¿qué estoy haciendo con mi vida? a veces creo que sólo vivo por vivir pero no vivo como realmente quiero o puedo hacerlo, hay tantas cosas por hacer y tan poco tiempo, al menos creo que es muy poco tiempo, pero a veces tengo positivos pensamientos, la vida es tan larga, sería un desperdicio no intentar mis deberes o deseos pensando que ya es muy tarde, hasta que la vida nos detenga, el tiempo es infinito, pero hacer las cosas de una vez!!!

niño de menta dijo...

Aunque alteres una de esas variables y esta afecté a una más no se irán todas esas sensaciones, tan inoportunas en es este viaje, pero es necesario aprender a lidiar con ellas.

Me da gusto leerte