13 de diciembre de 2012

Cuenta regresiva

En estos últimos días han pasado tantas cosas. Cosas que creí que nunca iban a pasar, cosas que creí que no iba a lograr terminar, cosas que ni imaginaba que iban a pasar. Se vienen días de estrés, de nervios, de emoción, de ganas de llorar, de ganas de explotar.

Y es que todo lo que he estado diciendo, haciendo, conversando e imaginando está apunto de desaparecer, para empezar de cero.



2 comentarios:

Kauniita Unia dijo...

Y aún queda tanto por pasar. Cuando la rutina sobrepasa la retina es cuando no puedes imaginar qué es lo que vendrá. Son etapas, la etapa post-conocer-a-Anuka será un cambio profundo, es la realidad de que existes y estás por ahí esperando nuestra llegada, después de una partida soñada de parte de nosotros.
Es un honor ser parte de un hito, es hora de que explotes por muchos motivos, esa energía que llevas dentro será canalizada en el final de algunas cosas, o en lo que no podrías imaginar. ¿Quién podría imaginar que las cosas más lejanas pueden llegar a suceder? eso definitivamente no es suerte. Es logro.

かすみ-様 dijo...

El comment de arriba (y)

La vida continua, y que mejor que sea así, ¡hay mucho camino que recorrer!