21 de mayo de 2011

De los porqueseses y de los comos

Yo era una escuincla babosa misántropa que le gustaba estar encerrada en su casa. En ese entonces tenía 5 años.

Odiaba ir al kinder, odiaba a mis compañeritos, y más aún, odiaba a mis maestras. Ni siquiera recuerdo como se llamaban. Pero odiaba mas el hecho de que mi prima fuera en mi mismo kinder y que a ella le vitoreaban cualquier estupidez que hacía y a mi no me pelaba nadie.

Esa fue, sin duda alguna, mi época maravillosa de kindergardiana.

Después entre a pre-primaria y el panorama no cambió mucho. Los odiaba a todos. Mientras a las madres de mis compañeritos la maestra las citaba para hablar sobre el desarrollo de sus crías, a mi madre la citaban para decirle que no le hablaba a nadie.

Así de simple.












Que demonios con mi infancia.

3 comentarios:

かすみ-様 dijo...

hahahahahahahahahahahahaha
¡Hacias bien!

Raúl Cortez dijo...

Tu infancia es mi infancia, adolescencia y hasta ahora con 21 años, parte de mi etapa de adultescente. Deberìa empezar a preocuparme ahora o mas tardecito?...

Cho dijo...

JAJAJAJAJAJAAAA!! oooh la infancia xDDD ---- ahmmm ... la infancia (mmmm??) O_O

jajajaja y ahora no odias a nadie??? :D